oficina_organizada_trabajo_planificado

“¡Eso es un momento!”… Llámalo optimismo, ganas de matar temas o simplemente querer ser productivo, pero cuántas veces interrumpes tus tareas por cumplir una petición, pensando que es un momento. Lo peor es que el resultado no siempre es el que esperamos y en lugar de matar temas, matamos la mañana o el día con el tema sin cerrar.

Está claro que la organización es importante, pero cómo organizarnos ya no está tan claro.

Aquí tienes seis claves para mejorar tu planificación y dejar de tener la impresión de estar perdiendo el tiempo o no aprovecharlo lo suficiente.

Marca objetivos

El primer paso para organizar tu tiempo es saber dónde quieres llegar. Plantéate qué quieres conseguir en un tiempo determinado (día, semana, mes) para dirigir todas tus acciones en esa dirección y conocer el camino más productivo.

Piensa bien tus objetivos, ya que condicionarán toda tu organización. Cuanto mejor definidos estén, más satisfactorio será el resultado.

Lista y prioriza

Elabora una lista con todas las tareas pendientes para posteriormente clarificarlas por temática. Lo puedes hacer en papel, mediante excel, o bien a través de una de las aplicaciones que actualmente existen en el mercado como  wunderlist, evernote, entre otras.

Una vez agrupadas las diferentes tareas, prioriza. Determina qué debe ir antes y qué debe ir después. Pregúntate qué es verdaderamente importante para tus objetivos.

Lista tareas mejora tu marca

Divide las tareas

¡Evita procastinar! La pereza nos hace postergar las tareas, nos detiene y paraliza nuestros objetivos. Luchemos contra esa pereza con motivación.

Divide tus tareas en subtareas. Descomponer un trabajo en pequeñas acciones hará que veas más cerca ese momento de tacharlo de tu lista de pendientes. Tendrás más ganas de ponerte manos a la obra y completarás con éxito ese arduo cometido.

Examina

Para hacer una correcta previsión de los tiempos que tienes que emplear para hacer los diferentes trabajos, te interesa saber de qué estás hablando. Por eso, te recomiendo que cada cierto tiempo estudies cuánto tardas en llevar a cabo tus quehaceres. Personalmente yo creo un archivo excel en el que anoto la hora de inicio y finalización, de manera que conozco mejor cuánto tiempo empleo en cada cometido y si realmente “eso es un momento”.

Busca optimizar tiempos para ser más productivo .

Planifica

Aunque trabajes para ti, en tu casa, oficina y sin jefe. Por el bien de tu productividad, te interesa determinar un horario laboral.  Fijar un horizonte a tu jornada laboral te ayudará a ver con optimismo el día a día.

A la hora de planificar, ten en cuenta también descansos, imprevistos y, por supuesto, tu vida personal. Será tu burbuja de oxigeno para afrontar con entereza los retos cotidianos.

previsión mejora tu marca

Mide

Como dice el eslogan de una conocida marca de neumáticos: “La fuerza sin control no sirve de nada”. Por eso es bueno destinar un tiempo para analizar el resultado de tus esfuerzos. Detectar errores y aciertos. En definitiva mejorar para conseguir nuestros objetivos.

A partir de ahora alcanzarás antes tus objetivos con la sensación de haber dado lo mejor de ti, porque serás más productivo.

Estoy deseando saber tu opinión.

¡Hasta pronto!

Suscríbete
Únete y recibe contenidos exclusivos para llevar tu empresa al siguiente nivel