Las marcas nacen, crecen y evolucionan.  Cada vez hay más casos de empresas conocidas que se convierten en una nueva marca con el objetivo de adaptarse a las nuevas necesidades del mercado y continuar siendo una marca de éxito.

¿Quién dijo que sería para siempre?

Una marca nace a partir de una idea de negocio en un contexto determinado ¿Qué pasa si el mercado cambia? ¿Si las necesidades del consumidor cambian? ¿Debe cambiar el negocio?

Sí, efectivamente, si el entorno cambia el negocio debe cambiar. El negocio debe actualizarse y continuar buscando la manera de seguir enamorando el cliente. Te cuento algunos trucos en una publicación anterior Cómo volver a enamorar tu cliente

Claves para una marca de éxito - mejora tu marca

Hace 20 años el consumidor estaba expectante a las novedades de las marcas. En cambio ahora es la marca la que debe permanecer atenta al cambio de hábitos de los consumidores. Por esta razón una marca de éxito se preocupará por tener su producto o servicio donde esté el cliente.

Claves de una marca de éxito

Una idea de negocio por si sola no funciona. El éxito reside en la manera de ejecutar la idea y de transmitirla al cliente. Aquí tienes un resumen de las 6 claves para una marca de éxito:

1. Propuesta de valor

La razón por la que un cliente debe comprarte a ti y no a tu competencia. Debes explicar cuál es tu valor diferencial, qué te diferencia del resto de empresas que ofrecen un producto o servicio similar al tuyo. Es una pregunta difícil de responder pero necesaria para evitar ser una marca más en el mercado.

2. Transparencia

La claridad de la información en lo que respecta al producto, así como en el proceso de compra, genera confianza en el cliente. De manera que el cliente  se muestra más abierto a contar contigo.

3. Accesibilidad

Una marca de éxito se preocupará por estar al día de las últimas novedades en el mercado: hábitos del consumidor, procesos de compra, últimas tecnologías… Siempre con la vista puesta en estar donde el cliente esté, por ejemplo, en las redes sociales, y, por supuesto, con la intención de hacer más sencilla la comunicación directa con el consumidor.

4. Sencillez del proceso de compra

Dentro del concepto de accesibilidad, un aspecto a destacar es la sencillez del proceso de compra. Pocos pasos y la facilidad en el pago, son las claves para promover la compra.

5. Atención al cliente

Por último, pero no por ello la menos importante, escuchar al cliente, tratarlo con cortesía y actuar con profesionalidad, genera confianza en la marca. Un cliente que confía en la marca, cree en ella y cuenta con ella.

Un ejemplo claro de una marca de éxito que evoluciona con el tiempo es Vibbo, anteriormente como Segundamano.

En resumen, se trata de lo que puedes llegar a hacer tocando las teclas adecuadas, para encajar en el mercado. Cómo siempre digo, mejorar tu marca es aumentar la probabilidad de satisfacción del cliente y por tanto, la venta.

Suscríbete
Únete y recibe contenidos exclusivos para llevar tu empresa al siguiente nivel